Conociendo a Rafa

¿Cuándo y por qué empiezas a practicar yoga?

Mi primer contacto con Yoga fue hace 20 años, aunque en aquella época sólo lo usaba como complemento para mi práctica como luchador; me ayuda a estirar. Me presento como yogi desde hace cuatro años.

¿Cuáles son los beneficios del yoga que sientes fuera y dentro del mat?

Ya meditaba y practicaba deportes de conciencia corporal antes pero el Yoga lo aúna todo de una manera muy coherente. Además, me permite seguir desafiando a mi cuerpo en un ritmo más acorde con su edad y sus lesiones, y el contexto cultural me permite seguir aplicando todo lo que me han enseñado las artes marciales. Por último, el Yoga me permite practicar deporte y budismo simultáneamente.

¿Por qué ZUY?

Trabajo y practico en Zentro Urban porque me siento como en casa. El ambiente es muy familiar y ¡mi extravagancia se siente bien acogida! También valoro mucho la diversidad en la oferta de clases regulares y la calidad de los profesores y talleres.

Rafa imparte clases de Método Natural y de Yoga+TRX en ZUY

Esto va en serio

El otro día nos cruzamos con este dato escalofriante: si seguimos a este ritmo, en el 2050 habrá más plástico que peces en el océano…

En ZUY estamos tratando de cambiar lo que está en nuestras manos para evitar esta catástrofe; no utiilizamos plásticos, nuestros mats no contienen PVCs y estamos preparando un plan de reciclaje para impactar lo menos posible al medioambiente. No se trata de cambiarlo todo, pero sí de modificar aquellas cosas que están a nuestro alcance. Si tenéis ideas que nos ayuden a aminorar este impacto, ¡no dudéis en decírnoslo!
Mientras, y aunque lleguen las vacaciones, no nos relajemos, mantengamos estos datos en nuestra mente estas vacaciones cuando viajemos, cuando nos reunamos con amigos, cuando estemos en la naturaleza. Entre todos, podemos evitar esta hecatombe.

Esto va en serio… y también es yoga.

Conociendo a Lala

¿Cuándo y por qué empiezas a practicar yoga?

Empecé a practicar yoga hace 25 años en el centro Jivamukti del East Village de Nueva York. Fui a acompañar a una amiga a la que le gustaba David Life, el profesor, y me enganché. El pasar una hora y media sin pensamientos de ningún tipo, sólo concentrándome en la respiración y en las sensaciones de mi cuerpo fue una revelación para mí que me abrió un mundo nuevo y una nueva forma de vivir. Desde muy pequeña había sentido cómo el ruido de mis pensamientos me impedían conectar con la vida y en mi primera clase de yoga vi un camino de liberación. Me fui a vivir a Mysore un año para profundizar en el Ashtanga con Ski. K. Pattabhi Jois y puedo decir que soy una enorme afortunada de contar con las herramientas que da la práctica de Yoga desde que soy muy joven. Desde entonces soy una yogui aunque mi vida profesional no esté orientada hacia ello.

¿Cuáles son los beneficios del yoga que sientes fuera y dentro del mat?

El yoga me guía, me da espacio mental y perspectiva para todo en la vida. “Yoga Chitta Vritti Nirodha” = “Yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente”, dicen los Yoga Sutras de Patañjali… También fortalece y flexibiliza mi cuerpo y me enseña a estar presente en cada momento sin juzgarlo. Cuando llevas tanto tiempo practicando como yo, no te juzgas, no hay ego en la práctica, sólo observación de los cambios cada día. No todos los días te sientes igual ni puedes hacer las mismas posturas. Esa es una gran enseñanza para mí que aplico a mi vida. Además, me hace sentir genial y me da muchísima energía y alegría.

¿Por qué ZUY?

ZUY es un auténtico descubrimiento. Estoy feliz con la variedad de estilos de cada profesor y los elijo según me siento cada día. Tengo días más de Bea, otros más de Mercedes, otros más de Colette, otros de Rafa con su TRX y yoga que acabo de descubrir y me encanta. Todos los profesores del centro son muy especiales y únicos. Con cada uno de ellos conecto con partes distintas de mí y eso es un lujo.
Me encantan los invitados puntuales que traen; son increíbles y referentes mundiales en cada estilo de práctica. Además de todo esto, el ambiente del centro es tranquilo y feliz, y me siento como en casa.

¡Gracias!

Yoga es unión. Yoga es compartir. Yoga es respirar. Yoga es reír. Yoga es llorar. Yoga es aceptar. Yoga es crecer. Yoga es vivir.

Gracias a todos los que compartís día a día esta increíble práctica con nosotros.

Madre somos todos

Se acerca el Día de la Madre y, aunque esta fiesta tenga un halo consumista, nos gusta la idea de parar y pensar en lo que significa ser “madre”. Paradójicamente, no hay que tener hijos para serlo ni entenderlo. De alguna manera, todos somos un poco “madre” puesto que madre es alguien que da sin límites, es quien protege y cuida, quien ama y alimenta, quien trata de comprender y perdona. Es quien está cuando necesitamos que esté, quien nos abraza, quien sabes que, aunque esté lejos, está cerca. Madre es la tierrra en la que vivimos, madre son nuestros amigos, nuestra familia -o la que hayamos elegido como tal-, madre puede ser todo lo que nos rodea. Porque es quien nos da la vida, pero también quien nos ayuda a entenderla y a vivirla. Feliz Día de la Madre.

Conociendo a Jorge

¿Cuándo y por qué empiezas a practicar yoga?
En mi caso fue una decisión física, me lo recomendaron como parte de un proceso de rehabilitación tras varias lesiones deportivas. Comencé a practicar yoga en 2015. Mi primera clase fue de Bikram Yoga. La sensación que tuve tras esa primera experiecnia me dejó tan impactado que desde entonces no he parado. Me sentía más relajado, mi mente estaba más tranquila; físicamente mi cuerpo dejó de sentir dolor.

¿Cuáles son los beneficios del yoga que sientes fuera y dentro del mat?
La verdad es que son incontables. Más allá del beneficio físico, que es evidente, a mí me sorprendió la mejora en mi estado mental. Sin duda me ha ayudado a mejorar la forma de afrontar el estrés diario. En los últimos años he vivido situaciones personales delicadas y el yoga me ha ayudado a no bloquearme, a no tener un pensamiento único. El yoga te ayuda a observar lo que pasa a tu alrededor. Te paras, respiras e intentas comprender; y si no lo consigues, lo repites. El yoga te hace entender que no puedes controlarlo todo. La práctica es un momento íntimo contigo mismo. Eres tú y no tienes que competir con nadie ni demostrar nada. Si hay algo que me ha enganchado del yoga es que a medida que profundizas más, eres consciente del largo camino que aún tienes: siempre podrás seguir avanzando en la postura, en la respiración o en la conciencia. No tiene fin y eso es liberador.

¿Por qué ZUY?
Creo que es el mejor centro que hay en Madrid. Durante las clases, a pesar de haber otros alumnos, el profesor siempre tiene un momento para ajustarte y permitirte profundizar en el asana. Cada profesor tiene su forma de enseñar y se practican diferentes estilos, lo que te permite mejorar tu práctica desde diferentes ángulos. Además, de manera regular organizan clases con profesores de fuera, por lo que siempre puedes sacar algo que aplicar para mejorar tu yoga.

Conociendo a Iñaki

¿Cuándo y por qué empiezas a practicar yoga?
Pues empiezo a practicar Yoga a en octubre de 2016. Unas semanas antes habíamos nadado una travesía en aguas abiertas, 10 km en Menorca, de Macarella a Xon Xoriguer. En el briefing del día anterior, hablaron de los beneficios del agua complementado con el yoga. Esa fue la razón, ganar elasticidad y capacidad para el agua. Sin saber que meses después es la sensación interna la que de verdad se beneficia de la práctica habitual de yoga.

¿Cuáles son los beneficios del yoga que sientes dentro y fuera del mat?
Los beneficios del yoga fuera del mat son dos: físicamente ganas flexibilidad y elasticidad. Interiormente aprendes a relativizar mucho más las cosas, a ser capaz de adaptarte a las circunstancias cambiantes de la vida de una forma mucho más adecuada. A saber apreciar puntos de vista que sin ser los que en un principio tenías, son igual de admisibles. Dentro del mat te ayuda a saber respirar, a coordinar movimiento y respiración. Te ayuda igualmente a estar en el momento presente, a poner atención en tu respiración, evitando que la mente se vaya del momento actual y por ello, pierdas lo que te ocurre en detrimento de lo que te puede ocurrir o te ha ocurrido.

¿Por qué ZUY?
ZUY me lo recomendó la madre de mi ahijada, una amiga de hace más de 20 años. Fue por ella por quien hice la práctica de prueba. Y fue por el centro y los horarios por quien decidí comenzar en marzo de este año. Y han sido las prácticas y el profesorado quien me lleva a admitir sin género de dudas, que se trata de un centro idóneo para practicar yoga en Madrid. Así lo pienso y así lo digo cuando me preguntan, sin importar quien lo haga 🙂

Iñaki complementa su competiciones deportivas con la práctica de yoga.

Conociendo a Chiquinho

¿Cuándo y por qué empiezas a practicar yoga?
Empecé a practicar yoga hace más de un año por consejo de mi amigo Gon, un verdadero devoto y un fan incondicional de esta disciplina. Tengo 57 años y poco a poco empecé a darme cuenta de que mi cuerpo se hacía más rígido, de que mis músculos y mis ligamentos se hacían más rígidos, así que me he lanzado al yoga a ver qué tal.

¿Cuáles son los beneficios del yoga que sientes fuera y dentro del mat?
Un cuerpo más fuerte y bastante más flexible. Os puedo decir también que claramente he mejorado la postura. Por otro lado, siento que estoy más enérgico y con menos estrés, lo que se traduce en una mejora del sistema inmunológico. Desde aquí quiero darles las gracias a Lorena y a Carolina ya que sin ellas no hubiera sido posible avanzar en esta práctica. Siento que estiro los músculos, aunque a veces duela bastante.

¿Por qué ZUY?
He elegido el ZUY básicamente porque tiene unas instalaciones muy buenas y porque las monitoras son excepcionales. Por otro lado, en ZUY están siempre dispuestos a escuchar nuestras propuestas, tanto en lo que se refiere a nuevos horarios como a talleres y otras actividades. No cambiaria este centro por ningún otro.

Un plan perfecto para ti

Puede que hoy no lo entiendas. Puede que duela. Que te resistas a aceptarlo. Que te provoque tristeza, rabia e incomprensión. Pero no trates de buscarle una explicación hoy. Acéptalo. Abrázalo. Sigue viviendo. El sentido no lo encontrarás hoy, probablemente tampoco mañana, sino más adelante. Igual mucho más adelante. Cuando sea el momento. Cuando te toque encajarlo en un gran puzzle. Tu puzzle. Dentro de un plan perfecto que el universo ha trazado para ti, aunque a veces cueste creerlo. Algo mucho más grande que aquella situación, que aquel dolor, que aquella incomprensión. Y entonces lo entenderás todo. Mientras tanto, confía,  ama, vive.

Montaña rusa

 

“La primavera, la sangre altera” . Y algo de razón tiene este refrán popular… Y es que esta estación tiene un poder transformador profundo, tanto en la naturaleza como en nosotros. Del frío invierno, cuando la energía tiende a ir hacia dentro, hacia el recogimiento y la interiorización, se produce una transición hacia la expansión, hacia el color y la luz. A veces, esta transición nos desconcierta ya que no es lineal y, hasta que se ajusta lo externo con lo interno, es posible sentirse en una especia de montaña rusa. Un día hace calor, otro frío, un día te sientes vital otro decaído,  emocionalmente alterado o interiormente movido. Si en algún momento te sientes así, trata de parar y reconectar con tu esencia de forma sencilla. Puede ser poniendo la atención en tu respiración, pero también a través de rituales cotidianos como planchar, lavar los platos, doblar la ropa o lavarte los dientes. Pon toda tu atención en esas actividades y sentirás cómo vuelves a conectar con tu centro, con tu energía, con todo lo que eres. Abonarás el terreno para que se dé un espectacular florecimiento.
¡Bienvenida primavera!