CONOCIENDO A LALA

¿Cuándo y por qué empiezas a practicar yoga?

Empecé a practicar yoga hace 25 años en el centro Jivamukti del East Village de Nueva York. Fui a acompañar a una amiga a la que le gustaba David Life, el profesor, y me enganché. El pasar una hora y media sin pensamientos de ningún tipo, sólo concentrándome en la respiración y en las sensaciones de mi cuerpo fue una revelación para mí que me abrió un mundo nuevo y una nueva forma de vivir. Desde muy pequeña había sentido cómo el ruido de mis pensamientos me impedían conectar con la vida y en mi primera clase de yoga vi un camino de liberación. Me fui a vivir a Mysore un año para profundizar en el Ashtanga con Ski. K. Pattabhi Jois y puedo decir que soy una enorme afortunada de contar con las herramientas que da la práctica de Yoga desde que soy muy joven. Desde entonces soy una yogui aunque mi vida profesional no esté orientada hacia ello.

¿Cuáles son los beneficios del yoga que sientes fuera y dentro del mat?

El yoga me guía, me da espacio mental y perspectiva para todo en la vida. “Yoga Chitta Vritti Nirodha” = “Yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente”, dicen los Yoga Sutras de Patañjali… También fortalece y flexibiliza mi cuerpo y me enseña a estar presente en cada momento sin juzgarlo. Cuando llevas tanto tiempo practicando como yo, no te juzgas, no hay ego en la práctica, sólo observación de los cambios cada día. No todos los días te sientes igual ni puedes hacer las mismas posturas. Esa es una gran enseñanza para mí que aplico a mi vida. Además, me hace sentir genial y me da muchísima energía y alegría.

¿Por qué ZUY?

ZUY es un auténtico descubrimiento. Estoy feliz con la variedad de estilos de cada profesor y los elijo según me siento cada día. Tengo días más de Bea, otros más de Mercedes, otros más de Colette, otros de Rafa con su TRX y yoga que acabo de descubrir y me encanta. Todos los profesores del centro son muy especiales y únicos. Con cada uno de ellos conecto con partes distintas de mí y eso es un lujo.
Me encantan los invitados puntuales que traen; son increíbles y referentes mundiales en cada estilo de práctica. Además de todo esto, el ambiente del centro es tranquilo y feliz, y me siento como en casa.