Amor Incondicional

 Febrero es el mes del amor. O eso nos han hecho creer los grandes almacenes:) Pero ya que estamos, amemos. Pero no sólo en febrero, sino ¡siempre!

Amémonos primero a nosotros, por encima de todo e incondicionalmente.  Quiérete mucho, a pesar de que haya días en los que igual no te gustes demasiado -por algo que hayas dicho, hecho, pensado…-. Perdónatelo, aprende de cada vivencia y quiérete. Mucho. Porque queriéndote a ti, será mucho más fáicl querer a todo lo que te rodea: personas, animales, al planeta, incluso a tu trabajo y tus rutinas. Ámalos mucho.

Namasté,
Sarah