El Inicio de algo Nuevo

Se acerca el fin de un año. De un ciclo. Y, como todo cierre y despedida, conlleva sentimientos encontrados. Sean los sentimientos que sean los que afloren, no los evadas. Siéntelos. Abrázalos. Llora. Ríe.

Haz lo que creas necesario hacer y suelta. Deja ir. No te apegues a ese final, sea el que sea. Ya verás cómo, de repente, cambiará. Y ese cierre se convertirá en el inicio de algo. De un nuevo año. De un nuevo ciclo. De un nuevo espacio. Y ese proceso te habrá hecho más fuerte, más libre, más sabio. Para un nuevo comienzo.

Namasté,
Sarah